Venta de vivienda nueva en el Gran Santiago durante la pandemia según Incoin.cl  

30 julio, 2020

Según Incoin.cl, en la Región Metropolitana, al igual que en el resto del país, la contingencia sanitaria actual ha disminuido el ritmo de ventas de viviendas nuevas, las que sumaron un total de 4.767 unidades vendidas, un 55% menos si se le compara con igual trimestre de 2019, cuando las ventas alcanzaron las 10.662 unidades.

Es importante mencionar que esta baja no afecta en igual medida a todos los segmentos ni a todo el mercado residencial, por ejemplo, en aquellas comunas donde se comercializan una gran cantidad de unidades subsidiadas no ha habido grandes bajas de venta respecto de 2019, ya que los subsidios permiten mantener el ritmo de consumo de dichas viviendas en estándares superiores respecto de las medias de mercado. Junto a lo anterior, las comunas con mercados de segmentos altos de precio tampoco han acusado grandes bajas en la venta de vivienda. Por el contrario, las comunas de segmento medio han visto fuertes mermas en el rendimiento de ventas de viviendas nuevas, debido, entre otros, a que el alto nivel de incertidumbre respecto de la situación macro económica y laboral del país inhiben el endeudamiento de largo plazo de quienes no cuentan con ahorro, excedente presupuestario o subsidios para la adquisición de vivienda nueva.

No obstante lo anterior, consideramos que hay una gran parte de los compradores que han postergado su opción de compra, es decir, la demanda sigue ahí afuera. Cabe destacar que aún sigue siendo un buen momento para adquirir créditos hipotecarios ya que las tasas de interés siguen estando en muy buen estándar gracias a las acciones del Banco Central y las inmobiliarias han realizado descuentos considerables frente a la actual crisis.

Es muy probable que en el futuro las preferencias de los clientes muten y se generen nuevas tendencias. En esa línea hemos identificado que las casas no han perdido tanto terreno en las ventas como los departamentos. Lo anterior se debe, entre otros, a que las casas presentan atributos que las vuelven interesantes en el contexto actual; primero, cuentan con espacios exteriores como patios, antejardines y terrazas, y segundo, en muchos casos son ampliables. En un mundo donde el teletrabajo aparentemente llegó para quedarse, la localización de estas propiedades no será el gatillante de la decisión de compra, motivo por el cual, la relación entre distancia del centro versus superficie de la propiedad es muy conveniente mientras el mercado de los “teletrabajadores” no se consolide.

Por otro lado, mientras la contingencia sanitaria no se detenga y los confinamientos sigan siendo medida efectiva para el control de la pandemia, la destrucción del empleo deberá ser el principal indicador a seguir, ya que el positivo rendimiento del mercado laboral es el principal catalizador de la adquisición de deuda a largo plazo.

Para el futuro se espera una leve recuperación de las ventas a partir de finales del 3T 2020, basada en la disminución actual de los contagios y la posibilidades de levantar parcialmente las cuarentenas, lo que permitiría retomar actividades productivas detenidas, frenar el ritmo de aumento del desempleo y motivar la deuda de largo plazo, por ende, la compra de viviendas nuevas.

Para ver información en más detalle y a nivel nacional pueden consultar en el sitio www.incoin.cl