Veraneantes buscan alejarse de los principales centros urbanos.

11 febrero, 2020

En la región de Coquimbo, la demanda por arriendos aumenta en localidades como Tongoy y Guanaqueros.

Los meses de Enero y Febrero han sido los más difíciles para el turismo nacional, debido principalmente a la baja de ingresos de turistas provenientes de Argentina. En La Serena, por ejemplo, se estima que la caída del turismo trasandino fue de un 60% en comparación al año anterior(*), no obstante esta vacancia ha sido completada por buena parte por el turismo nacional, el cual ha preferido vacacionar dentro del territorio nacional tras la contingencia a de los últimos meses.

Dentro de las preferencias se destacan  localidades costeras cercanas a los principales centros urbanos de veraneo, como son el caso de  Tongoy y Guanaqueros, los cuales se han visto copados durante el presente verano, provocando un aumento en la demanda en arriendos de casas, sitios y departamentos.

Ximena Garbarino, veraneante asidua de Tongoy, nos comenta acerca de su impresión en el mes de diciembre-enero:

“Vengo siempre para el año nuevo, y esperaba que hubiera mucho menos gente, pero se observa todo lo contrario, la playa y los restoranes ahora están siempre con gente.  Antes siempre íbamos a La Serena a pasear al centro, pero preferimos no ir este año porque todavía hay manifestaciones en las calles y algunos semáforos siguen cortados”.

Recordemos que ciudades como La Serena sufrieron daños importantes en su mobiliario urbano, provocando congestión en accesos principales de la ciudad e interrupción de servicios, en cambio las localidades costeras mencionadas no tuvieron daños que eventualmente pudieran haber perjudicado la funcionalidad habitual de servicios. Además, luego del tsunami que afectó esta zona, el gobierno invirtió 8 mil millones de pesos en nueva caleta y paseo costero, lo que también ha incentivado el turismo.

Respecto a los precios de arriendos y la vacancia existente, la corredora de propiedades de Tongoy, Carolina Miranda, nos comenta lo siguiente:

“En estos momentos Tongoy no hay arriendos disponibles, estamos al 100%, nunca había venido tanta gente. Con respecto a los precios de arriendos, estos  se mantuvieron con respecto al año pasado para que la gente no se fuera para otra parte, pero la demanda ha sido mucho mayor que el año pasado, posiblemente porque en Coquimbo y La Serena hubo mucha destrucción y la gente que viene de Stgo. y otras ciudades ya está cansada de ver eso”.

Los valores de arriendos en la Serena han experimentado bajas de hasta un 50% en relación al año pasado, antes era habitual encontrar tipologías dentro de condominios, con vista al mar,  en valores promedio de $70.000 diarios (para seis personas), hoy en día el escenario es totalmente distinto y podemos encontrar esa misma tipología ofertada hasta en $35.000 diarios. En cambio, en Tongoy una cabaña equipada con vista al mar, para seis personas la oferta se mantuvo cercano a los $75.000 diarios promedios.

Como era de prever, los últimos sucesos ocurridos en el país ha traído repercusiones negativas en el turismo,  sobre todo para las  propiedades que se ubican en los centros urbanos, las cuales quedaron muy expuestas tras los saqueos y los daños a la infraestructura urbana.  Independiente de la baja de las tarifas que adquirieron como consecuencia de lo anterior, el público veraneante en general ha priorizado la tranquilidad y la seguridad  que tienen localidades más periféricas, afectando positivamente el comercio y mercado de arriendos de esas localidades.

(*) según fuente www.puranoticia.cl

Ricardo Manns O.
Jefe Visado Unidad Santander
Área Tasaciones
TINSA Chile